Depilación

La depilación con cera se trata de sacar el pelo desde el folículo por debajo de la superficie de la piel. Se realiza  aplicando una capa de cera derretida y se espera a que endurezca. Luego se saca con un tirón rápido y en dirección opuesta al crecimiento del vello, extrayéndolo desde la raíz.3

Las primeras veces que se realiza pueden ser dolorosas, pero estas molestias van disminuyendo cuando se hace en forma regular.

La temperatura de la piel es de 37º, por lo tanto la de la cera no puede ser superior a los 42º. Teniendo en cuenta que la cera se funde a 55º, siempre se la debe enfriar un poco.

La frecuencia recomendada para tener una depilación óptima es de tres semanas o una vez por mes, siempre teniendo en cuenta el tipo de vello de cada mujer. Luego de realizarla, lo ideal es evitar la exposición al sol, por lo menos dentro de las primeras 12 horas. Es normal que la zona depilada esté colorada, que aparezcan pequeños puntitos o golpes, que deberían desaparecer a las pocas horas.

Se recomienda que aquellas personas que tengan enfermedades como diabetes o algún problema circulatorio no realicen este tipo de depilación.

Cuando vamos a depilarnos, debemos tener en cuenta que los espacios estén en condiciones y los elementos que se utilizan, debidamente higienizados.

 

Para realizar una buena depilación se debe tener en cuenta la óptima condición de la cera y su temperatura, como así también la dirección del vello y la textura de la piel.

La piel debe estar bien limpia y seca.

4

No es recomendable depilarse después de haberse expuesto al sol, por lo menos 24 horas antes.

Para la piel sensible, lo ideal es depilarse con cera de aloe vera, que tiene un bajo punto de fusión y permite una depilación más suave.

Si lo haces regularmente, el pelo se va debilitando y disminuye en cantidad y grosor con el paso del tiempo.

Es recomendable depilarse con una frecuencia de 15 a 20 días, dependiendo del crecimiento del vello.

La depilación con cera deja la piel mucho más suave que si utilizamos la maquinita.

No utilices loción o crema grasosa antes de depilarte.

Una buena hidratación es esencial luego de la depilación para que la piel se recupere.

Para obtener mejores resultados,

4 o 5 días antes de depilarte, exfóliate la piel.

La depilación con cera requiere una técnica que debe ser aprendida para evitar que se 5lesione la piel o

para que algún pelo crezca hacia dentro y produzca una infección.